La demanda de Lucio Compagnucci

Miércoles 08 de Agosto de 2018, el jugador de San Luis de Quillota, Lucio Compagnucci demanda al club por “VULNERACIÓN DE DERECHOS FUNDAMENTALES Y APLICACIÓN DE SANCIONES; DAÑO EMERGENTE Y DAÑO MORAL”.

El 12 de Mayo, San Luis perdía después de 7 años el clásico contra Union La Calera en Quillota, no obstante durante el periplo de este partido el argentino Lucio Compagnucci sale lesionado del partido siendo una baja sensible durante todo el trámite del partido.  Por lo anterior, durante los días posteriores el jugador va a la CLINICA REÑACA a someterse a los exámenes de rigor para revisar la gravedad de la lesión. Dicho exámenes indicaron que el jugador tenía ROTURA PARCIAL DE ALTO GRADO DE PLASTIA DE LCA., ROTURA DE MENISCO INTERNO Y EXTERNO, ABUDANMENTE DERRAME ARTICULAR.  Agrega el mencionado informe que al evaluar las imágenes en donde se aprecia la ruptura de más de del 80% del ligamento, se sugiere operación, pero sujeto, en definitiva a la decisión, análisis y examen físico que deba realizar el médico tratante, sin que lo expuesto en el informe de examen sea definitivo, sino solo sugeridoQue, no obstante lo anterior, el facultativo del Club, a saber, el Dr. Traipe, concluye en que se requeriría cirugía para su recuperación, solo tomando la sugerencia del informe de examen, es decir, sin revisar a mi representado ni analizar las imágenes que se acompañaban al informe.  (Extraído de la demanda de Lucio Compagnucci). Durante, los días posteriores el jugador se retira a Argentina previa aprobación del Presidente del Club Deportivo San Luis de Quillota. El jugador se realizó exámenes médicos para ver la gravedad de su lesión, el cual solamente  arroja una rotura parcial inferior al veinte por ciento del injerto de ligamento, y que en tal sentido, como lo corrobora el examen físico, se aprecia firme la rodilla, razón por la cual el médico Argentino (Dr. Batista) indica que NO ES NECESARIO OPERAR y comunica tal situación al Dr. Traiper, prescribiendo que se realizara tratamiento kinesiológico por el término de 30 a 45 días y volver a evaluar con un nuevo examen de resonancia magnética. Como consecuencia de lo expuesto, en el párrafo anterior, el día 17 de mayo de 2018, al término de la evaluación médica se comunicó con el Director Técnico  de ese momento Miguel Ramírez, como asimismo, con Pablo Picchio, dirigente del club y con Leonardo Duran, en su calidad de coordinador deportivo indicando, de manera expresa y categórica que YA NO SERÍA NECESARIO OPERARLO y que en el término de 45 días estaría totalmente recuperado(Extraído de la demanda de Lucio Compagnucci). Con fecha 25 de mayo de 2018, la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), basándose en la errada información por el Club deportivo accede a la solicitud de remplazo, procediendo a deshabilitarlo para el presente año de competición deportiva, es decir hasta el final del torneo profesional 2018. El Jugador  no fue notificado de tal decisión, como tampoco se le indicó por funcionario alguno del club que estaba deshabilitado para jugar en el torneo 2018. La normativa deportiva de la ANFP establece la posibilidad de deshabilitar a un jugador del torneo nacional, en razón de una lesión cuya recuperación exceda de seis meses, conjuntamente con la documentación que debe anexarse, se debe acompañar una autorización expresa del propio afectado, sin embargo, el club solicita la deshabilitación sin contar con aquello, y sabiendo que la situación real del jugador ya se había zanjado con un informe profesional médico de una recuperación de no más de 45 días.

Dado todo ello, el jugador Lucio Compagnucci, al momento de volver al cuadro canario para presentarse en la segunda temporada se encuentra deshabitado ad sabiendo que el jugador se encuentra en óptimas condiciones para jugar. Mediante lo expresado en la demanda, el abogado insiste que San Luis de Quillota perjudicó el daño moral que se manifiesta por el padecimiento de una agresión administrativa por parte de la dirigencia, padecimiento de dolor corporal extremo, estar en peligro su carrera profesional, producto de una mala gestión de su empleador. Actualmente todos estos hechos, lo tienen con el dolor, sumado al estado de ansiedad y depresión.

El jugador pide al club una compensación de $200.000.000, si esta no quiere la continuidad del demandante deberá pagar la suma de $106.250.000.-  sumado a los valores pendientes en razón del segundo contrato firmado y que en su suma ascienden a $54.000.000.

Es evidente manifestar que el club nunca hizo una declaración al respecto, el cual todos los hinchas sabíamos de esta situación y que se pudiera zanjar de buena manera por ambas parte. Solamente,  el Presidente del Club, Manuel Gahona, manifestó su posición en diferentes medios radiales al respecto que todo estaba acorde dentro de lo legal y que ya estaban trabajando en ello.

También, la gran equivocación que tuvo el cuerpo médico al momento de notificar la lesión del jugador.  Cabe acotar que el club ha tenido problemas diferentes jugadores con lesiones que se han alargado más de la cuenta (Manuel Bravo) u otros que muchas veces se dicen tras bambalinas que juegan infiltrados.

Por último, ante toda la equivocación profesional que hubo al momento de diagnosticar al jugador, sólo nos queda un extracto del problema más grave que puede afrontar el club “La normativa deportiva de la ANFP establece la posibilidad de deshabilitar a un jugador del torneo nacional, en razón de una lesión cuya recuperación exceda de seis meses, conjuntamente con la documentación que debe anexarse, se debe acompañar una autorización expresa del propio afectado, sin embargo, el club solicita la deshabilitación sin contar con aquello”. Esto es una acusación bastante delicada que afronta a la institución y, en especial, si se llegase a verificar que es cierto el club puede ser bastante perjudicado no solo en lo administrativo sino que en lo deportivo

Todo ello ha sido una bomba de tiempo, no solamente en la pésima gestión de un proyecto deportivo que no ha dado a tono en los últimos años, sino que ahora el club afronta distintos problemas económicos que se han sumado en los últimos años. El problemas de las S.A.D.P es que ellos quieren hacer y deshacer, sin ningún respeto ante el hincha y ahora con el jugador, mas allá de la demanda,  la poca pulcritud que tuvo el club ante el diagnóstico de unas lesiones más delicadas que tienen los jugadores de fútbol: Ligamentos.

Foto Gentileza: PHOTOSPORT

PS_157802

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s